ESTAMOS TRABAJANDO EN LA NUEVA WEB DE VIDEOTECAWWE. UN MEJOR DISEÑO, FORO INTEGRADO, POSIBILIDAD DE COMENTAR CUALQUIER NOTICIA, MAYOR PARTICIPACION DE LOS VISITANTES (PODREIS CREAR VUESTROS PROPIOS POST), NOTICIAS, VIDEOS, NUEVAS SECCIONES Y MUCHO MAS. ESPERAMOS TENER LA NUEVA WEB EN FUNCIONAMIENTO MUY PRONTO
   
  VIDEOTECA WWE
  HBK. leyenda viva
 
¿El rey Midas?

Como muchos conocerán, el mito del rey Midas consistía en que éste podía convertir en oro todo lo que tocaba, pues bien, algo parecido ocurre con Shawn Michaels, se puede decir que todo lo que hace, cuanto menos es bueno, claro está que también ha tenido un pequeño “lado oscuro” a lo largo de su carrera, pero el chico rompecorazones está considerado por muchos (entre los que me incluyo) como uno de los mejores wrestlers de la historia.

The Heartbreak kid destaca en varios aspectos: Primero, su calidad luchística, que nos ha dejado diferentes obras de arte a lo largo de los años, como el Hell In A Cell contra Undertaker en Bad Blood ’97, la Street Fight con Triple H en SummerSlam 2002 o el Carreer Threating Match contra Ric Flair en WM XXIV. Esos son solo ejemplos de lo que Shawn es capaz de sacarse de la manga, pero de los que podríamos hacer una lista prácticamente inacabable. Michaels posee también un gran carisma, con la que logra que el estadio se le eche encima para abuchearle o que le ovacione hasta más no poder.

El uso del micrófono es otra de las habilidades del Showstopper, pues sabe darle una intensidad y dramatismo a las promos que muy pocos pueden conseguir, en parte, es gracias a ello por lo que lleva tan bien los feudos, como en su rivalidad con Jericho, donde se alcanzó un nivel de odio increíble, o con HHH, con quien la separación de DX se vivió como una tragedia.

Otro aspecto en el que destaca Shawn es la regularidad, es muy difícil ver a Michaels fallar un movimiento de su amplio repertorio, y lleva el peso de sus combates con una solidez increíble, probablemente sea uno de los mejores luchadores actuales a la hora de plantear un combate y de sacar lo mejor de sus rivales, ya sea de un Batista en horas bajísimas o un paupérrimo JBL.

Además, The Heartbreak Kid rinde bien en todo tipo de combates, ya sea para hacer wrestling técnico o cualquier Gimmick Match, dándole intensidad a un combate de 5 minutos o llevando a la perfección los tiempos del ring en una pelea de media hora. Y en otros aspectos como saber vender los golpes, la psicología en el ring o el transmitir sensaciones al público, Michaels no tiene rival.

Otro dato curioso es que se puede decir que HBK es el salvador de la WWE, pues es a quien se recurre cuando las cosas no van bien, tanto para rescatar un show entero junto a Triple H reuniendo a DX en 2006, para volver antes de tiempo y luchar semi-lesionado, como en 2007, o para emparejarse con wrestlers en un estado malísimo, como JBL o Kozlov.

The Showstopper


Un palmarés inigualable

Exactamente, y viendo que solo tiene 4 títulos mundiales nos puede extrañar, pero HBK es un hombre que lo ha conseguido todo en el mundo del wrestling.

Además de sus 4 campeonatos, Michaels ha vencido dos veces en el Royal Rumble Match (’95, ’96) siendo el primero en ganar saliendo el número 1. Ha logrado 3 veces el cinturón Intercontinental, y en 4 ocasiones el Tag Team (junto a Diesel -2 veces-, Steve Austin y John Cena) Shawn también es Triple Crown y Grand Slam Champion.

Y lejos de los logros materiales, HBK ha formado parte de un importante Tag Team como lo fueron The Rockers, fue una pieza imprescindible dentro de una de las stables más influyentes de la historia: DX Generation, Y aunque prácticamente de manera simbólica, ha estado dentro de la nWo.

Además, una prestigiosa asociación, como PWI, le atribuye la mejor lucha del año en 1993, 1994, 1995, 1996, 2004, 2005, 2006, 2007 y 2008, lo señala como el wrestler más popoular en 1995 y 1996, destaca su feudo con Chris Jericho como el mejor de 2008 (igual que el WON) y lo califica como el hombre del año en 1996

También hay que añadir como dato anecdótico, que Shawn ha participado en la primera edición de combates tan ilustres como los Ladder Match, Elimination Chamber, Ironman, Hell In a Cell o Casket Match.

A lo largo de su carrera Shawn se ha hecho con apodos tan significativos como The Heartbreak Kid, The Showtopper, Mr. Wrestlemania, The Headliner, The Icon y uno que me permitiré el lujo de estrenar aquí: The Showstealer.

Y ahora, después de estas reflexiones acerca de la figura de Michaels, vayamos ya con el repaso a la brillante trayectoria del de San Antonio.

Inicio espectacular

Shawn se formó como luchador en federaciones como TAW, CSW, WCCW y AWA, antes de dar el salto a la WWF.
Debutó en la empresa de los McMahons en 1988 formando un Tag Team con Marty Janetty, los conocidos “Rockers”, que ganaban popularidad a marchas forzadas y que pese a no conseguir nunca ningún título, se convirtieron en una pareja revolucionaria y posteriormente mítica.

En 1991, los Rockers se separaron al hacer Michaels un turn a heel, y adoptando una personalidad arrogante, que en aquel momento le dio muchos éxitos.

Al año siguiente, HBK consiguió ante British Bulldog su primer título en la WWF, el cinturón Intercontinental, campeonato que volvería a recuperar en junio de 1993, después de perderlo ante Marty Janetty, pero que se vio obligado a abandonar al dar positivo por esteroides.

Tras volver de su sanción, Shawn entró en un feudo con Razor Ramon que llevó al primer Ladder Match de la historia en Wrestlemania X (Mejor combate de 1994 según PWI) que Michaels perdió. Tras ello, formó pareja junto a Diesel, con quien consiguió ganar el campeonato de parejas.

HBK estaba siendo una gran revelación en la compañía, y claro estaba que Shawn acabaría copando los Main Events de la empresa, era cuestión de tiempo.

Shawn Campeón WWF


Sus mejores años?

En agosto de 1994, The Heartbreak Kid sufrió una lesión (la enésima) en la mano, que le apartó unos meses de la competición. Regresó en Royal Rumble ’95, donde venció entrando el número 1. Pese a perder el Title Shot posterior ante Diesel (Mejor combate de 1995 según PWI), aquello significó un gran push para Michaels, que tras otro descanso, hizo un turn a face y logró de nuevo el Intercontinental, a la vez que se volvió a aliar con Diesel y juntos ganaron el campeonato por parejas, a pesar de que horas después se le retiraron los títulos.

En un gran momento como babyface, logró por segundo año consecutivo el Royal Rumble Match, que le llevaría a hacerse con su primer título mundial en Wrestlemania XII en un Ironman histórico ante Bret Hart (Mejor combate de 1996 según PWI), para muchos, el mejor combate de la historia de Wreslemania. Tras meses de un gran reinado y exitosas defensas, Shawn perdió el título en Survivor Series ’96 ante Sid. En Royal Rumble ’97 recuperó el cinturón, pero disfrutaría de un reinado casi efímero, pues tres semanas después tuvo que dejar el título por culpa de las lesiones.

Michaels volvió en mayo de 1997 ganando el campeonato por parejas con Steve Austin, tras esto, HBK se unió con Triple H para formar la famosa stable DX Generation, en ese periodo de tiempo, The Showstopper, además de convertirse en el primer Grand Slam Champion, entró en un feudo con Undertaker tras hacerle perder el título ante Bret Hart (kayfabe), feudo que aparte de un combate en “In Your House”, nos llevó a un combate 5 estrellas, el primer Hell In a Cell en Bad Blood.

Pese a los contratiempos físicos, no hay duda de que Michaels estaba atravesando su mejor época, su popularidad era máxima, igual que el nivel de sus peleas, ya que nos dejó clásicos como el primer Ironman o el HIAC frente a Undertaker. Era uno de los iconos de la WWF y quien junto a otros como Steve Austin o Bret Hart, debía rescatar a la empresa de la mala época en que se encontraba. De momento, todo iba perfecto para Shawn.

Tiempos oscuros

Como todos sabemos, en Survivor Series ’97 se produjo la famosa traición de Montreal, de la que Michaels tuvo gran parte de culpa, pero donde salió bien parado, como campeón de la WWF, pues bien, desde ahí, pareció llegar una racha fatal para el chico rompecorazones.

HBK venció a Undertaker en un Casket Match, donde se dice que Shawn sufrió una grave lesión de espalda, pero esa grave lesión llegó en WM XIV en el combate donde Michaels perdió su campeonato ante Stone Cold.

Tal era la magnitud de los daños, que el de San Antonio se tendría que retirar.
A excepción de apariciones muy puntuales para defender a Triple H, Shawn pasó cuatro años prácticamente inactivo, cuando en 2002 volvió a pelear.

Eso sí, nada sería igual que antes, pues el tejano debería convivir con los dolores de espalda y tener un calendario reducido a causa de las múltiples lesiones que había sufrido hasta el momento.

The Hart Break Kid


Una nueva era

The Showstopper regresó a la WWE como miembro de la nWo, tras su desaparición, entró en un gran feudo con HHH, donde se declaraba a la DX Generation como “muerta”. Dicha rivalidad nos dejó grandes combates como la Street Fight de SummerSlam o la Elimination Chamber de Survivor Series, donde HBK se coronó de nuevo como campeón, y un interesante Three Stages of Hell match, donde Michaels perdió nuevamente el título.

Tras esto, comenzó una rivalidad con Chris Jericho, que culminó en WM XIX en una entretenida pelea con un genial post-match.

El regreso de Mr. Wrestlemania resultó ser apoteósico, gozaba de mucho protagonismo y feudos interesantes, daba grandes enfrentamientos y era el favorito del público. Desde luego, fue un gran acierto el volver a la acción.

Luego empezaron unos meses algo grises para HBK en cuanto a protagonismo, pues se dedicó a poner over a los miembros de Evolution, desde Ric Flair, hasta Batista y Randy Orton (este último en especial), que dominaban el roster de Raw de cabo a rabo.

Inició el 2004 con el enésimo feudo ante HHH que nos trajo el enésimo combatazo en Royal Rumble, la rivalidad se prolongó hasta Wrestlemania XX, esta vez con Chris Benoit de por medio, que ganó el campeonato en dicho evento, donde Michaels se mostró muy activo en la mejor Triple Threat de la historia según muchos, entre los que me incluyo (Mejor Combate de 2004 según PWI).

Shawn pasó el resto del año metido en feudos cortos con gente como Triple H o Kane, antes de tomarse un descanso en octubre, hasta volver en enero de 2005 para enfeudarse con Edge, con quien perdió en Royal Rumble. Esa misma noche se abrieron unos meses bastante interesantes para HBK, que comenzó una rivalidad con Kurt Angle, que llevaría a un magnífico combate en Wrestlemania 21 (Mejor combate de 2005 según PWI), el feudo se prolongaría hasta Vengeance, donde The Heartbreak Kid se tomó su revancha ante Angle. Tras esto, entró en un feudo con el mismísimo Hulk Hogan, donde Michaels traicionó a su entonces compañero, volviéndose heel prácticamente solo para dicha rivalidad. Se enfrentaron en SummerSlam 2005, pelea que ganó el ídolo americano, donde HBK vendió los golpes de Hulkster como si de un superhéroe se tratara.

Llegaron unos meses de transición para The Showstopper, derrotó a Chris Masters en Unforgiven, y perdió un Title Shot ante Cena y Angle en Tabbo Tuesday, lideró a su liga en el enfrentamiento “Smackdown vs Raw” en Survivor Series y sucumbió en un Title Shot en la Elimination Chamber de New Years Revolution 2006.

Pero después de todo ello, Michaels consiguió un feudo realmente interesante; ante los McMahons. Tras ser eliminado por Shane en Royal Rumble, disputó un bestial No Holds Barred ante Vince en Wrestlemania 22 (mejor combate de 2006 según PWI).

Una de las cosas a destacar del combate, es que dentro de poco, dos conocidas figuras volverían a unir sus fuerzas, adivinen quienes son.

D-GenerationX


La reunión más esperada

Lo que hacía meses que se sospechaba, se confirmó en Vengeance 2006: DX Generation se volvería a unir.
Aquello, además del regreso de una stable mítica, suponía una de las salvaciones de Raw, quien pasaba por un momento espantoso por aquel entonces

En las primeras semanas destrozaron a Spirit Squad (demasiado castigo, a mi ver), y continuaron su feudo con los McMahon, donde DX salió victoriosa en 2 de 2 ocasiones. Curiosa y discutidamente, WON calificó este último enfrentamiento como el “Peor feudo de 2006”

Después HBK & HHH entraron en una interesante rivalidad con la creada para la ocasión, Rated RKO, donde el equipo heel se anotó una victoria, por otra de los faces, y un combate fue a No Contest, siendo este duelo el principal atractivo del programa.

La nueva “Era DX” iba viento en popa, pero todo se detuvo en seco cuando Triple H sufrió un desgarro de cuadriceps que le apartaría de los rings unos meses.

Los planes originales eran que Hunter luchase contra John Cena en Wrestlemania por el título de la WWE, pero con la lesión de este, se decidió que fuese Michaels quien le sustituyese. Representando a DX (entrando con su música y vistiendo su pantalón), HBK se enfeudó con Cena, alternando un reinado por parejas, con diferentes combatazos, como el de Wrestlemania 23, o la revancha en un Raw posterior, un combate de una hora de duración (mejor combate de 2007 según PWI)

Tras terminar la rivalidad, Shawn sufrió una lesión de rodilla que lo apartaría varios meses de la acción, como excusa, se utilizo la famosa Mortal Kick de Randy Orton.

El último suspiro

A lo largo de su carrera, HBK ha sido un hombre muy tendiente a lesionarse, aparte de su gran lesión en 1998, siempre ha tenido pequeños daños o molestias por las que ha debido de tomarse un descanso, llegar a renunciar a campeonatos y adoptar un calendario reducido.

Tras volver en 2002 sabía que los dolores le acompañarían allá donde fuese, y que no podría durar mucho a tan alto ritmo con ya 42 años, es por eso que en 2007 se podría haber retirado perfectamente. Pero no lo hizo, decidió seguir adelante y dar todo de sí, por muy “hecho polvo” que estuviera; rodillas, codos, riñones.. No importaba, el decidió continuar.

Su re-regreso se llevó a cabo en octubre de 2007, donde tuvo un feudo con su “verdugo” Orton por el campeonato de la WWE, y otro pequeño enfrentamiento con Mr. Kennedy.

Parecían unas nuevas semanas de transición para Michaels, que dio un comienzo de Royal Rumble Match con Undertaker y un inicio de Elimination Chamber con Jericho sensacionales, aunque no pasaba de ahí en cuanto a protagonismo.

Pero semanas después llegaría lo realmente histórico, sería él el encargado de retirar a Ric Flair en WM XXIV (mejor combate de 2008 según PWI). Tras un combate excelente en cuanto a técnica y emotivo al 100%, con el famoso “I’m sorry, I love you”, Naitch dijo adiós al wrestling y Mr. Wrestlemania, más Mr. Wrestlemania que nunca, siguió aumentando su leyenda.

Tras unos decentes combates con Batista (que ya es mucho decir), Shawn se adentró en el mejor feudo de los últimos años, y me atrevería a afirmar del siglo XXI, con Chris Jericho.

Se puede decir que fue la perfección hecha feudo. Se empezó con una cierta incertidumbre y combates entretenidos, y poco a poco fue creciendo hasta el punto de crear una esfera de odio inmensa, dando promos simplemente soberbias pasando por combates bestiales como el Unsanctioned de Unforgiven, o el Ladder de No Mercy (mejor combate de 2008 según WON). La rivalidad fue tan buena que esa misma revista la calificó como la mejor del año.
Tras este genial feudo, el tejano se adentró en una extraña rivalidad con otro hombre de ese mismo estado, JBL Rivalidad donde Michaels hacía de guardaespaldas de Bradshaw por motivos económicos. El feudo sirvió, aparte de darle un pequeño descanso a HBK, pues no debía de actuar siempre, para confirmar que The Showstopper es la solución de la WWE, pues allí se vio la mejor versión de JBL desde su regreso en 2007. La rivalidad acabó en No Way Out con victoria del rompecorazones, que de esa forma quedaba libre de su cargo y podría luchar por su cuenta.

Tras ese extraño feudo, Shawn comenzó una nueva trama, genialmente llevada por los dos, con Undertaker, de cara a Wrestlemania, donde HBK se mostraba como un ángel luchando contra la oscuridad de Taker, ya en el evento, se vio un real combatazo que claramente robó el show que se convierte automáticamente en un clásico del wrestling y que para muchos, figura entre los mejores de la historia del PPV.

Hbk


Queda algo más?

Por supuesto, por muy mal que esté físicamente, a The Heartbreak Kid aún le faltan más grandes momentos por ofrecer. Muchos calculan que le quedan dos años en activo, pero, poniéndonos a pensar, cuántas cosas memorables ha hecho de Wrestlemania XXIV a Wrestlemania XXV? Aparte de los feudos que pueda tener en lo que resta de carrera, hay que añadirle rivalidades donde otros wrestlers le intenten jubilar, o el feudo que lleve a su retirada definitiva, que puede ser épico.
Nunca se puede decir que lo mejor de HBK ha sido visto, porque siempre se puede sacar algo de la manga, como ha venido haciendo estos últimos años.

Y cuando digo que hay una seria de hombres de los que debemos disfrutar cada momento suyo en pantalla (Undertaker, Edge, Chris Jericho) el que encabeza esa lista es Shawn Michaels, pues parece que su retiro está cada vez más cerca, y el día que falte, va a dejar un vacío impresionante muy, muy difícil de llenar.
 
  Hoy habia 56 visitantes (80 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! Todos los derechos reservados  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=